_

Pasivo a corto plazo: Introducción

En los capítulos precedentes ya se comentó que dentro del pasivo exigible, dependiendo del plazo de vencimiento de las fuentes de financiación que lo integran, se distingue el pasivo a largo plazo y el pasivo a corto plazo.

 

El pasivo a corto plazo o pasivo circulante designa a aquellos pasivos que vencen en un plazo inferior al año. Continuamente, la empresa contrae deudas de las que se reúnen dentro de esta categoría.

El patrimonio de la empresa estará equilibrado, lo que en gran medida asegura su supervivencia, si los bienes y derechos que constituyen el inmovilizado o activo fijo están financiados con financiación básica (fondos propios y pasivo a largo plazo) y parte del activo circulante que posee –existencias, inversiones financieras a corto plazo, derechos de cobro por operaciones de tráfico, etc.– con pasivos a corto plazo.

De lo anterior, se puede representar esquemáticamente el balance de la siguiente manera:

 

Activo

Pasivo

Activo fijo

Fondos propios
Exigible a largo plazo

Activo circulante

Exigible a corto plazo

 

 

0 Comentarios para "Pasivo a corto plazo: Introducción"

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios serán aprobados previamente por un administrador antes de su publicación.

Menú

Powered by Blogger
Subir